Protección Activa contra Incendios

El Plan de Protección Activa contra Incendios Forestales supone un cambio de paradigma en las medidas protección disponibles a un municipio, urbanización o infraestructura para hacer frente a la amenaza de los incendios forestales. El uso de estas nueva tecnología contra los incendios, aporta un nivel de protección pasiva y activa, permitiendo reducir la ocurrencia o el daño de los incendios en estos espacios.

Estas tecnologías permiten tomar la iniciativa en la autoprotección de zonas de alto riesgo potencial, mejorando la capacidad de controlar fuegos incipientes o en caso necesario, facilitar enormemente las labores de extinción de bomberos o responsables en nuestro entorno.

Tres son los ejes principales sobre los que se fundamenta este plan de defensa:

1 - INFORMACIÓN

La información de calidad y local es la base que permite tomar medidas preventivas con antelación a la aparición de un fuego.

Esto se consigue a través de la instalación de una red de sensores (Bseed WATCH) que capturan datos locales y en tiempo real. Esta información permite conocer el Nivel de Riesgo diario de cada zona y poner en marcha medidas de prevención, transmitirlas a la población y personal municipal para evitar, durante periodos de tiempo concretos, aquellas actividades que puedan generar un incendio, ya sea por descuido o negligencia.

2 - MEDIDAS DE PREVENCIÓN ACTIVA

Se dota al espacio protegido de herramientas de defensa, con los sistemas Nub-e y LADO, que permiten instalar, en muy pocos minutos, cortafuegos de funcionamiento automático por temperatura, creando perímetros y zonas seguras rápidamente.

3 - FORMACIÓN

En el uso de estas tecnologías y en el conocimiento de los riesgos con los que el espacio pretegido convive. De esta forma se incrementa la concienciación y se potencia al máximo las capacidades de defensa que estas nuevas herramientas aportan.

Si está interesado en recibir información en detalle sobre estos Planes de Defensa Activa, contacte con nosotros: